Charlotte Figi es ya un icono para el movimiento pro regulación del cannabis. Imagen ferviente del movimiento por la legalización de la planta en Colorado, esta niña inspiró una variedad alta en CBD y baja en THC para poder tratar la epilepsia refractaria que sufría. El pasado miércoles, su madre, Paige Figi, comunicó el fallecimiento de Charlotte, de 13 años, probablemente por Coronavirus;“Charlotte ya no sufre. Está libre de convulsiones para siempre. Gracias por todo su amor´´, escribió en su muro de Facebook.

Paige explicaba en la publicación que su familia ha estado enferma cerca de un mes, desde principios de marzo, pero que no encajaban en los parámetros del test para la Covid-19. Por eso, se les recomendó autotratarse en casa a menos que los síntomas empeorasen.

Al poco tiempo, el estado de Charlotte empeoró, y por eso la ingresaron el pasado 3 de abril en la unidad pediátrica de cuidados intensivos del Hospital Infantil de Colorado Springs. La pequeña recibió tratamiento en la planta dedicada a los contagiados con Covid-19, por lo que recibió los cuidados que corresponden a los protocolos médicos activos. Ese mismo día, los resultados de la prueba de la Covid-19 dieron negativo, y el 5 de abril, cuando aparentemente comenzaba a mejorar, recibió el alta.

Dos días después, el 7 de abril, Charlotte tuvo una convulsión por la mañana que le provocó una parada cardiorespiratoria, por lo que la ingresaron de nuevo. Según afirmó su madre, “Debido al historial de más de un mes de dolencia de nuestra familia, y a pesar del resultado negativo del test, fue tratada como un posible caso de Covid-19´´. Al día siguiente, Paige comunicó el fatal desenlace.

UPDATE FROM PAIGE:Our family is grateful for the outpouring of love while we mourn the loss of our Charlotte….

Publicada por Paige Figi en Martes, 7 de abril de 2020

Charlotte, un icono del movimiento CBD en EEUU

Seguro que conoces alguna genética con el nombre de Charlotte. Su nombre ya podemos verlo en multitud de variedades, aceites y marcas de todo tipo de productos con CBD. A los cinco años, Charlotte ya no podía caminar, por lo que estaba condenada a usar una silla de ruedas. Ningún fármaco convencional le hacía efecto. Tenía epilepsia refractaria, un tipo de epilepsia que no responde a los tratamientos tradicionales. 

Su madre, tras informarse de los beneficios medicinales del cannabis y en concreto del CBD para tratar esta enfermedad, contactó con los hermanos Stanley. Ellos fueron los encargados de desarrollar una variedad de cannabis rica en CBD y baja en THC para tratar la epilepsia de Charlotte. Por eso, esta cepa recibió el nombre que muy pronto traspasaría fronteras en forma de semillas, aceites y otros productos. 

De esa variedad extrajeron el aceite, que fue bautizado como Charlotte’s Web, y que ahora es uno de los más empleados en todo el mundo para tratar las convulsiones ocasionadas por la epilepsia. Gracias a este aceite, las de Charlotte se redujeron de forma tan drástica que comenzó a caminar y a comer ella sola. Los padres incluso decidieron dejar de darle las medicinas recetadas por los médicos, ya que eran ineficaces. 

Desde Élite Seeds queremos dar el pésame a la familia de Charlotte, gracias a ella, ahora millones de niños y adultos pueden sobrellevar mucho mejor una enfermedad tan devastadora como la epilepsia severa. Sin duda es todo un icono que se merece formar parte de la historia del cannabis en el mundo. 

También te puede interesar: