Llámanos ahora: +34 622 27 59 20|info@eliteseeds.com

Por qué el anuncio de TV de la crema con cannabis de Babaria supone una revolución

2018-10-01T08:03:41+00:00 septiembre 25th, 2018|Actualidad|3 Comments

Si ves la tele durante estos días, seguramente te aparecerá el nuevo anuncio de Babaria hablando sobre una maravillosa crema con cannabis. Presentada en unos botes muy cucos con la mítica hoja de la marihuana, aseguran que calma y rejuvenece tu piel. Ah, y que contiene aceite de cannabis, que no cáñamo, un detalle que no ha pasado desapercibido.

Hasta ahora, muy pocas marcas generalistas se han atrevido a entrar en un sector tan polémico como el del cannabis. Ligado a un falso estigma social alimentado por los medios, la marihuana ha pasado en menos de un siglo de ser una revolución de la medicina a ser considerada una droga peligrosa, para ahora convertirse en el próximo boom de la economía internacional. Sus detractores aseguran que no tiene ningún uso medicinal y que además es perjudicial para la salud. Un dato que contrasta con los numerosos estudios que confirman sus múltiples beneficios para paliar los síntomas de enfermedades crónicas graves como la epilepsia refractaria o la esclerosis múltiple.

Lo cierto es que muchos países han visto en la marihuana un potencial económico, social y sanitario, y por eso han comenzado a regularla; Su legalización en España, por ejemplo, generaría miles de puestos de trabajo y millones de euros en impuestos. Se reduciría drásticamente el narcotráfico y por tanto el gasto en la lucha contra las drogas, y por supuesto, supondría, de nuevo, una revolución para la medicina.

Del estigma al halago

El comienzo de la ola prohibicionista hacia el cannabis surgió en los años 30, cuando, incapaces de controlar sus efectos psicoactivos, comenzaron a prohibir su uso. Cuando en 1960 el científico israelí Rafael Mechoulam descubrió que la responsable de dicho efecto era una molécula llamada delta-9-tetrahidrocannabinol, más conocida como THC, La Planta ya cargaba con 30 años de estigma social a sus espaldas. Desde entonces, y a pesar de los numerosos estudios, ensayos e investigaciones que han demostrado su potencial medicinal, el mundo ha seguido mirando hacia otro lado.

Fue a finales de los años 90 cuando en España comenzaron a surgir grupos de activistas, asociaciones y tiendas dedicadas a La Planta. La transición ya hacía tiempo que había concluido y España volvía a sentirse libre. A pesar de que mucha gente comenzaba a declararse consumidora públicamente, la sociedad seguía sintiendo rechazo hacia una sustancia ubicada en la lista de las drogas más peligrosas. Los primeros grows supusieron el primer paso de la desestigmatización de la planta, al normalizar su cultivo para autoconsumo.

Y es que en España siempre ha habido una arraigada cultura del autocultivo, una técnica de autoabastecimiento que evita que los consumidores de marihuana compren en el mercado negro. La facilidad de cultivo de esta planta y su gran potencial recreativo ha fomentado que se genere una gran cultura a su alrededor. Porque el cannabis, al igual que el vino, puede ofrecer diferentes denominaciones de origen, sabores, aromas y variedades.

crema con cannabis

Ana, fundadora de Élite Seeds, también fundó uno de los primeros grows de Valencia en el año 99, Kanopia.

Esos primeros grows dieron paso a su vez a los primeros bancos de semillas profesionales. Los cultivadores comenzaron a experimentar con sus plantas, intercambiando esquejes y cruzando variedades para obtener nuevas genéticas. Cuando llegaron los años 2000, en España ya se había forjado una contracultura que ha ido expandiéndose hasta día de hoy. Los últimos estudios del Plan Nacional Sobre Drogas aseguran que en nuestro país hay aproximadamente 3 millones de consumidores de marihuana, de los cuales 100.000 la usan con fines medicinales.

Actualmente, España cuenta con un gran parque económico en el sector cannabis. Desde bancos de semillas hasta empresas distribuidoras, grows, fábricas de fertilizantes y sustratos y medios de comunicación. Un sector que genera millones de euros en impuestos cada año, a pesar de trabajar en el limbo de una ley que sigue rechazando su amparo. Aun así, más de la mitad de los españoles creen que se debería legalizar la marihuana en España, y poco a poco comenzamos a ver como la gente deja de considerar a los consumidores de cannabis unos meros delincuentes.

La crema con cannabis como emblema de la normalidad

Si por algo supone una revolución ver en la televisión anuncios sobre productos con cannabis es que es un claro indicador del cambio de perspectiva que estamos viviendo hacia esta droga. Hace algunos años sería impensable que alguna marca alardeara por la tele de que tiene productos con ”marihuana”, luciendo la característica hoja estrellada que tanta controversia ha causado. Asociada a un consumo adictivo, menos todavía habrían imaginado que se acabarían promocionando productos para ‘señoras’ a base de esta planta.

Porque, además, un pequeño detalle del anuncio que no ha pasado desapercibido para algunos es que aseguran que es crema con cannabis, que no cáñamo. Porque antes, si alguna empresa hacía productos era con cáñamo, generalmente con semillas, que carecen de cualquier componente medicinal. Sin embargo, en el anuncio de Babaria subrayan que esta crema está hecha a base de aceite de cannabis con CBD. Es más, en la descripción del producto que aparece en su web,  aseguran que “En esta crema facial se han combinado los ingredientes activos para buscar beneficios sorprendentes; El Aceite de Cannabis es rico en Cannabidiol y ácidos grasos esenciales´´.

Lo cierto es que Babaria no ha creado nada novedoso. Quienes aman a La Planta conocen desde hace años sus beneficios medicinales, y saben que existen numerosas marcas dedicadas a fabricar cosméticos con aceite de CBD. El problema es que esas cremas nunca daban el salto al consumo generalista, al no ser de empresas con una fuerte presencia en el mercado, como es el caso de Babaria.

Y no es la única. La cadena de cosméticos Sephora va a estrenar próximamente una línea de cremas hechas, esta vez sí, con semillas de cáñamo. En otros sectores como el de la alimentación, empresas como Coca Cola ya han anunciado que se están planteando comenzar a fabricar refrescos con cannabis. La sociedad comienza a ver con buenos ojos a La Planta, impulsados por la reciente legalización de la marihuana en países del primer mundo como Canadá o Estados Unidos.

Cada vez vemos con más frecuencia noticias que tratan el tema del cannabis con total normalidad, e incluso defendiendo su regulación como hizo el diario El País en este artículo. Su autor, Jorge Moruno, explica que “Las posibilidades que abre el cannabis en términos de dinamización económica no se reducen a su venta directa, también implica una serie de externalidades positivas en campos tan dispares como la cosmética, el turismo rural y urbano, la investigación o los cursos universitarios´´.

crema con cannabis

Sephora también tendrá sus propias cremas con Cáñamo.

Estamos seguras de que el paso que ha dado esta marca impulsará a que otras empresas comiencen a utilizar la marihuana como ingrediente de sus productos. Y son justamente esos productos los que ayudarán a que la sociedad tenga una visión más abierta hacia el cannabis y sobre todo, hacia todo lo que nos podría aportar su legalización. En Élite Seeds siempre hemos creído que para liberar a la planta, primero debemos cambiar la visión de la sociedad, e invitarla a que conozca nuestra cultura, a que abra su mente y vea que detrás de esta planta hay mucho más que un porro o un cogollo.

3 Comments

  1. Ana Alonso Corral 26 septiembre, 2018 at 2:41 pm - Reply

    Ya va siendo hora que la sociedad sepa lo bien que nos viene La Planta para nuestras enfermedades!!!
    Sufro fibromialgia, fatiga crónica, insomnio crónico y osteoartrosis degenerativa de columna…… fumo porque me ayuda a conciliar el sueño y me ayuda con los dolores que son diarios…
    Adoro La Planta porque ha hecho que suprima cantidad de medicamentos que lo único que hacían era perjudicarme más!!!!
    Gracias por la labor que hacéis, seguir así!!!
    Un saludo

  2. Nikka 29 septiembre, 2018 at 5:08 pm - Reply

    Hola tengo entendido que vuestra cosmetica lleva cannabis pero es natural o lleva algun tipo de quimico. Gracias

  3. Bush Doctor 16 octubre, 2018 at 10:44 pm - Reply

    Muy bien el artículo, pero una aclaración: el cáñamo es Cannabis Sativa L. es la misma planta que lo que llamamos marihuana, pero con muchísimo menos THC, (<0,2%) así que es indiferente si en el anuncio dicen que esta hecha con aceite de cannabis (puro marketing..). Para justo después decir: el aceite de semillas de cannabis rico en CBD

    El aceite de semillas de cannabis o de cáñamo no contiene nada de CBD, el cbd esta concentrado en las sumidades floridas como supongo que ya sabiamos casi todos en el sector. Lo que tradicionalmente se llama Aceite de Cannabis es a los aceites elaborados macerando los cogollos de las plantas para extraer sus cannabinoides y obtener un aceite concentrado en CBD, THC, CBDA, etc..

    Por eso en la industria se hace la diferencia entre Aceite de Cannabis (Aceites de Cbd y otros) y Aceite de Semillas de Cannabis (Aceite procedente de semillas de cannabis prensadas, que tiene muchisimas propiedades y acidos grasos esenciales y es uno de los mejores aceites que existen, PERO NO CONTIENE CBD.

    Así que solo se puede considerar publicidad engañosa a lo que ha hecho babaria, conscientes de que vende mas la palabra cannabis, que aceite de semillas de cáñamo. De hecho, actualmente en la web de la marca en la descripción del producto en ingredientes pone claramente aceite de semillas, y no pone nada de cbd ni cannabidiol por ningún sitio.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies