Llámanos ahora: +34 622 27 59 20|info@eliteseeds.com

Cannabis en julio: el mes de la siembra

2019-07-03T10:24:41+00:00 julio 3rd, 2019|Cultivo|0 Comments

¡Ya estamos en julio! Uno de los meses clave de la temporada exterior. Julio es el mes de la siembra. Época perfecta para germinar nuestras variedades fotodependientes índicas o sativas de floración ultra rápida. También para sacar nuestros esquejes del armario y momento óptimo para cultivar variedades autoflorecientes. 

Si por algo se caracteriza julio es por sus días soleados, el calor y las noches cortas. También por ser el mes central del verano, y por tanto, una de las fechas con más horas de luz del año. La escasez de días nublados o de lluvias lo convierte en la época perfecta para germinar nuestras variedades fotodependientes.

Las genéticas que recomendamos sembrar en estas fechas son aquellas índicas o híbridos de floración temprana (cosecha en septiembre) o incluso las de octubre para aquellos que quieren cosechar grandes plantas. También para las sativas de floración ultra rápida. Para las sativas puras o de cosecha tardía, recomendamos esperar a mediados o incluso finales de mes.

Siembra en julio y evita problemas

Existen varias razones por las que en Élite recomendamos sembrar las variedades fotodependientes en julio y no antes. La primera es por ser un mes con una gran cantidad de horas de luz y muchos días soleados. Gracias a ello, nuestras pequeñas crecerán muy rápido en muy poco tiempo, y no sufrirán las consecuencias de la humedad y las lluvias primaverales.

Sembrando en abril o mayo nos arriesgamos a que no haya suficientes días soleados, y a que nuestras plantas padezcan el frío de las noches y los días de lluvia tan comunes en estos meses. Esto no solo provoca que las plantas crezcan más lentamente (una planta sembrada ahora puede alcanzar rápidamente en altura a una germinada en abril) sino que además las exponemos mucho más tiempo a plagas y otras enfermedades.

El gusano cogollero vive (y caga) dentro de tus cogollos.

Uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un cultivador de exterior es a las temidas plagas. Al ser un medio donde no podemos controlar la temperatura, la humedad u otros factores externos, nuestras plantas pueden sufrir el ataque de numerosos bichos. Desde mosca blanca hasta trip, gusano minador o el cogollero, por no hablar de la temible y destructiva araña roja.

La humedad que se padece en los meses primaverales también trae consigo hongos, y aunque las plantas todavía no estén en floración, este clima puede ocasionar que aparezcan patógenos que afecten a las hojas, tallos y raíces de tus plantas, como el mildiu, el fusarium, el damping-off o la alternaria.

¡Hora de salir del armario!

Si tienes esquejes en crecimiento en tu cultivo indoor, ya puedes sacarlos a exterior. Podrán disfrutar de largos días soleados, tendrán tiempo para nutrirse y pegar el último estirón y podrán florecer sin problemas. Además, evitaremos tenerlos expuestos al exterior más tiempo del necesario, por lo que ganamos en prevención de plagas y enfermedades.

También es un mes ideal para la siembra de variedades autoflorecientes. Debido al corto ciclo de vida de estas genéticas, el tiempo que haga durante las tres semanas de crecimiento será crucial para obtener plantas frondosas y prepararlas debidamente para la floración.

Un fin de semana de lluvias, frío o viento intenso puede amargarnos la cosecha, ya que las autos no crecerán lo suficiente y se quedarán ‘tamaño bonsai’. Las noches calurosas, sin embargo, ayudan a que nuestras plantas generen más flores y menos hoja, por lo que obtendremos cogollos más gruesos y abundantes.

Variedades de cannabis para cultivar en julio

Julio es el mes perfecto para sembrar casi cualquier variedad. Genéticas como La Rica Clásica, tanto en su versión THC como CBD, crecen de forma bestial hasta alcanzar un gran tamaño. Si lo que buscas es un cultivo sencillo, resistente a plagas y que proporcione excelentes cosechas de gran calidad, esta es tu variedad. Lo mismo podemos decir de su versión Autofloreciente CBD, ideal para quienes por falta de tiempo o espacio no pueden cultivar fotodependientes, pero quieren grandes plantas en su jardín.

Podemos separar el mes en tres fases dependiendo del tipo de variedad que vayamos a sembrar y la fecha de su cosecha. Para genéticas de predominancia indica o cosecha temprana (septiembre), como la Banana Joint o la Black Hole, el mejor momento es a finales de junio o principios de julio. También podemos comenzar a germinar aquellas variedades sativas de floración ultra rápida, como la Llimonet Haze Ultra CBD o la Jack Ultra CBD.

Mota Khans floreciendo en exterior.

Para aquellos híbridos o variedades que se cosechan en octubre, como la mítica Katana o nuestra ya famosa Solodiol, podemos esperar a mitad de mes para germinarlas. Y para las genéticas más sativas, que se suelen cosechar a finales de octubre, como la Llimonet Haze Clásica THC, o incluso principios de noviembre, todavía podemos esperar a finales de mes para comenzar a germinarlas.

Y sobre todo, no olvides pulverizar cada semana con preventivos para evitar visitantes indeseables. Controla muy bien los parámetros del agua de riego y la nutrición que reciben tus plantas, el calor que sufren y el entorno en el que crecen. Es muy importante observarlas bien y comprobar cada semana que no han sido infectadas por alguna plaga u hongo.

Y por supuesto, si tienes alguna duda o necesitas consejo o recomendación, ¡estamos aquí para ayudarte! Puedes escribirnos a info@eliteseeds.com o preguntarnos directamente en nuestras redes sociales; Facebook, Instagram y Twitter.

 

 

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies