Queda mucho por investigar acerca de la endometriosis, pero todo apunta a que los cannabinoides podrían ayudar a aliviar sus síntomas.

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a millones de mujeres en el mundo y, entre otras cosas, provoca dolores muy intensos. Es conocida como “la enfermedad silenciosa” debido al gran desconocimiento que ha habido y todavía queda sobre ella, pero se estima que una de cada diez mujeres padecen endometriosis.

Esta enfermedad influye tremendamente en la calidad de vida de las pacientes. Sin embargo, debido a la escasa investigación sobre sus causas y tratamiento, las mujeres pueden pasar años sin recibir un diagnóstico certero. Entre los síntomas más comunes se incluyen el dolor agudo, la irritabilidad, los problemas reproductivos y el sangrado irregular. El dolor provocado por la endometriosis puede ser tan intenso que John Guillebaud, profesor de salud reproductiva en el University College de Londres, lo compara con un ataque al corazón.

Todavía hoy se desconocen las causas exactas de la endometriosis, aunque se debaten diferentes teorías. En cuanto al tratamiento, dado que uno de los principales síntomas es el dolor, es habitual que se utilicen analgésicos. También es frecuente que se recete la píldora anticonceptiva, que proporciona alivio, pero no cura ningún daño. En el caso de los síntomas más graves se llega incluso a recurrir a la cirugía.

A pesar de todo, la endometriosis sigue siendo una enfermedad crónica: no tiene cura. No obstante, diferentes estudios sugieren que el cannabis puede ser útil para proporcionar alivio a las mujeres con endometriosis y, cada vez más, muchas de ellas recurren a esta planta milenaria.

 

Los cannabinoides, una puerta abierta para la investigación.

Tal como se cuenta en el documental de RTVE “Endometriosis, la punta del iceberg”, los conocidos beneficios de los cannabinoides pueden ayudar con síntomas como el dolor, la ansiedad, la fatiga o la inflamación.

Esto se debe a que el cuerpo humano produce sus propios cannabinoides: los endocannabinoides. Éstos modulan nuestro funcionamiento cerebral, inmune y endocrino, además de ser clave en el correcto funcionamiento del aparato reproductor femenino.

Los últimos avances científicos sugieren que el sistema endocannabinoide podría estar íntimamente relacionado con la aparición de la endometriosis, pues en el endometrio se encuentran varios receptores endocannabinoides que fluctúan a lo largo del ciclo menstrual.

Los cannabinoides presentan efectos antiinflamatorios y relajantes. El cannabis para uso medicinal puede consumirse de distintas formas, siempre es aconsejable consultar con un médico para un correcto asesoramiento. 

 

El CBD, una alternativa natural para aliviar el dolor menstrual.

Para evitar el efecto psicoactivo del cannabis y beneficiarse de sus efectos relajantes y antiinflamatorios, el CBD supone una excelente opción. En Élite Seeds contamos con variedades de alto contenido en CBD, como la Solodiol o la Purplediol.

El CBD ayuda a reducir la inflamación producida por la endometriosis, por lo que supone una alternativa natural para las mujeres que quieren aliviar los dolores menstruales sin recurrir a medicamentos, incluso aunque no padezcan endometriosis.

Dado que el cannabis puede equilibrar el sistema endocannabinoide, es una teoría viable que ayude a tratar la endometriosis. Estudios recientes, como éste realizado por la Universidad Pompeu Fabra, describen que las propiedades del cannabis pueden aliviar el dolor de la endometriosis y otras condiciones. Además, a los expertos les llamó la atención que en este estudio el THC bloqueó el crecimiento de los quistes del endometrio que están relacionados con el cáncer uterino.

Hay que tener en cuenta que los cannabinoides pueden tener un efecto distinto en función de la variedad de la planta y la dosis consumida. Por ello, se hace tan necesaria la investigación sobre los cannabinoides. En Élite Seeds somos pioneros en la investigación de nuevas genéticas y de la importancia del CBD.