El CBG ha sido el último cannabinoide en sumarse a la lista Cosing.

Aunque se sabe que el cannabis tiene más de cien cannabinoides, el THC y el CBD son sin duda los más populares pero… ¿qué hay de todos los demás? Existen otros como el CBG o cannabigerol, del que estuvimos hablando aquí, que se encuentra presente en la planta como ácido cannabigerólico.

Desde el mes pasado, los fabricantes europeos de productos de salud y belleza pueden utilizar el cannabigerol o CBG derivado del cáñamo en sus líneas de cosméticos y cuidado de la piel con la aprobación de la Unión Europea, que desempeña un papel clave en el mercado a nivel internacional. La Comisión Europea incorporó el CBG como ingrediente seguro para la piel a la conocida como lista Cosing, su base de datos de ingredientes cosméticos.

Los beneficios del CBG o cannabigerol en productos cosméticos se relacionan con sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes, según los estudios científicos realizados hasta el momento.

El cannabigerol es un cannabinoide minoritario de la planta del cannabis porque se encuentra en la planta en concentraciones muy pequeñas con respecto a otros cannabinoides como el CBD y el THC, pero sus propiedades pueden tener un impacto igual o mayor en sus aplicaciones terapéuticas, cosméticas y comerciales.

El CBG puede ser consumido de las mismas formas que el resto de los cannabinoides: en la piel, en comestibles, fumado… Élite Seeds ha sido la primera empresa española en lanzar una genética CBG con 0,0% de THC. Sologerol es una autofloreciente ultra rápida de aroma floral con un efecto relajante no psicoactivo gracias a su contenido del 6% de CBG.

Sologerol - marihuana solo CBG o cannabigerol

Sologerol

La UE aprobó también el CBD en cosmética

El pasado mes de febrero la Unión Europea ya añadió a la lista Cosing el CBD. Tanto el CBD derivado del cáñamo como el CBD sintético se encuentran entre los ingredientes considerados seguros por este organismo para su uso en cosmética.

Hay que tener en cuenta que la lista Cosing no tiene un efecto legalmente vinculante, pero se trata de un marco de referencia para que los países que conforman la UE adopten regulaciones sobre los productos cosméticos con la finalidad de armonizar las normativas.