Ya hemos dado la bienvenida al otoño y eso significa dos cosas: por un lado, que empezamos a recoger los frutos de nuestros cultivos de exterior; por otro, que da comienzo la temporada de cultivo indoor.

El cultivo de interior es un método práctico y discreto, aunque requiere también muchos cuidados. No obstante, si tratas tus plantas con mimo podrás obtener una cosecha de marihuana abundante y en muy poco tiempo.

 

Compra todo lo necesario para tener a punto tu armario

Hay tres factores clave en el éxito de tu cultivo indoor: temperatura, humedad y ventilación. Para empezar a plantar marihuana de interior tendrás que contar con todo lo necesario para manejarlos.

Renovar el aire es fundamental para estimular el crecimiento de las plantas de marihuana en interior, por lo que necesitaremos extractores e intractores que permitan sacar e introducir aire. ¿Cómo elegir el adecuado? Los motores para mover aire suelen indicar los metros cúbicos que mueven por hora, así que se deben multiplicar por 60 los metros cúbicos del espacio de cultivo. Por otra parte, para permitir que el aire circule entre las hojas de marihuana es necesario contar con ventiladores.

Por supuesto, la iluminación tendrá un papel clave a la hora de imitar las condiciones de crecimiento de la marihuana en la naturaleza, como ya os contamos hace poco aquí.

 

No olvides limpiar y desinfectar la sala de cultivo

Antes de comenzar el cultivo es importante que todo esté limpio y esterilizado: tanto la sala y las macetas, como los ventiladores. Podemos desinfectar bien utilizando simplemente una cucharada de lejía por cada 3 litros de agua. Este es un paso vital, ya que podrían quedar plagas de cultivos anteriores.

Para evitar nuevas plagas en tu cultivo indoor la sala debe permanecer lo más aislada posible. Nosotros mismos seremos su único contacto con el exterior, es decir, lo único que puede contaminarla. Es por ello que debes desinfectar el material antes de cada uso e intentar llevar siempre ropa limpia al acceder.

 

¿Cómo escoger el medio de cultivo en interior?

El medio de cultivo es la base sobre la que se cultiva la marihuana: hidroponía, coco, sustrato orgánico… Cada medio de cultivo se adapta a distintas necesidades.

El cultivo en hidroponía es muy popular y existen numerosas variantes según el sustrato utilizado: hidroponía pura, con arlita, con lana de roca… Una de sus principales ventajas es que las plantas de marihuana crecen más rápido, sobre todo en los cultivos en hidroponía pura (raíces sumergidas). La regulación del pH cuenta con un papel fundamental en el éxito de la cosecha. Sin embargo, no se suele aconsejar en cultivadores primerizos ya que es algo más complejo.

El coco puede ser una alternativa mejor, ya que crece casi tan rápido como en la hidroponía pura, conlleva menos complicaciones y es más fácil de utilizar que el sustrato orgánico. 

El sustrato orgánico consiste en una base de tierra a la que se añaden, en su precisa medida, componentes como perlita, humus de lombriz y turba o fibra de coco. Hay que elegir bien la tierra, ya que no sirve cualquiera, sino que debe tener una composición adecuada para este uso. Por lo tanto, aunque cada marca de tierra para cannabis tenga su propia formulación, es importante que sea específicamente para ello. 

Una vez elijas el medio de cultivo que mejor se adapte a tus necesidades, es hora de elegir los fertilizantes con los que alimentarás a la planta.

 

¿Qué variedades de marihuana plantar en interior?

A la hora de elegir semillas de marihuana para cultivo interior lo que interesa es que sean de floración rápida, nos permitan obtener una cosecha rica y alcancen un tamaño adecuado para la sala de cultivo. Por ejemplo, las Ultra Rápidas de Élite Seeds son perfectas si lo que buscas es obtener una cosecha abundante en menos de ocho semanas.

Entre ellas se encuentran nuestro último éxito, Gorilla Snow Ultra CBD -rápida, muy productiva y CBD Rich-, o la clásica Llimonet Haze Ultra CBD, una de las cuatro variantes de esta sativa de la que ya hemos hablado en otras ocasiones.También puedes optar por fotodependientes como La Rica Clásica THC, una de las más vendidas de nuestra tienda y que te permitirá obtener la cosecha de tu cultivo indoor en 8 semanas aproximadamente.