Llevas semanas o incluso meses cuidando tu cultivo de marihuana para recoger unos buenos cogollos y, de repente, todo se fastidia en cuestión de horas. No queremos sonar como tu abuela pero, ¿no sabes que es mejor prevenir que curar?

Las plagas y los hongos pueden ser el peor enemigo de la marihuana, pero está en tus manos evitar que aparezcan. ¡Toma nota!

Botrytis y oídio: los hongos que pueden arruinar tu cultivo de marihuana

La botrytis es uno de los hongos más habituales en las plantas de marihuana y puede arruinar tu cosecha en apenas horas. Suele aparecer en zonas donde la humedad supera el 50%, por lo que para prevenir la botrytis es fundamental evitar un exceso de humedad. También es importante facilitar la ventilación entre las plantas, para permitir que corra el aire, e ir eliminando las hojas muertas.

Si, desafortunadamente, tu cultivo de marihuana se llega a infectar con botrytis, el llamado moho gris, es importante podar todos los cogollos infectados y ventilar bien la habitación. Bajo ningún concepto consumas marihuana infectada con botrytis, porque podrías poner en riesgo tu salud. 

Entre los hongos que pueden destruir tu cultivo de marihuana encontramos también el oídio, que suele aparecer en la fase crecimiento o al inicio de la floración. Si tu cultivo es en exterior, los meses de primavera y otoño son los más peligrosos.En cualquier caso, evita que tu cultivo de marihuana se sitúe en zonas sombrías y cuida de que la humedad se mantenga entre el 40% y el 60%.

¿Cómo prevenir la mosca blanca y los trips?

Al contrario que los hongos, la mosca blanca no arruinará tu cosecha de marihuana drásticamente, pero puede disminuir mucho la producción y la calidad de los cogollos, además de retrasar su maduración.

La mosca blanca pica la planta de cannabis y absorbe la savia, debilitando la planta. En cultivos de exterior, aparece a partir de los 15ºC, pero en cultivos indoor debemos andar con ojo durante todo el año, ya que prefiere sitios con temperatura y humedad altas y poco ventilados.

¿Cómo podemos prevenir la mosca blanca en cultivos de marihuana? Para empezar, permitiendo que circule el aire y no se formen bolsas de humedad. Además, debes evitar el exceso de nitrógeno en el abonado.

Para proteger a tus plantas de forma biológica, puedes utilizar el aceite de Neem como insecticida ecológico o recurrir al silicio. El silicio te ayudará a combatir estas plagas, fortalecer las plantas y mejorar el rendimiento de tu cultivo de marihuana.

Por otra parte, los trips actúan de forma similar a la mosca blanca, debilitando tus plantas de marihuana. A diferencia de la mosca blanca, los trips no segregan mielato, dejan mordeduras blancas o amarillas y heces en forma de puntos negros en tus plantas, lo que te permitirá diferenciar ambas plagas.No obstante, los trips se previenen casi de la misma forma: buena ventilación, evitando el exceso de nitrógeno y creando un ambiente estable en el cultivo.

No dejes que las orugas devoren tus cogollos de marihuana

La última plaga importante que debemos prevenir son las orugas, que se comen las hojas y cogollos de marihuana, quedando secos y podridos los trozos de cogollo que dejan a medio comer.

Normalmente repelen la luz, por lo que es más fácil que revises tus plantas de marihuana por la noche para observar si tienen orugas, sacudiéndolas un poco para ver si cae algún trozo de cogollo.

Para prevenir las orugas en tus cultivos de marihuana, es aconsejable utilizar la Bacillus Thuringiensis, una bacteria que se debe pulverizar una vez a la semana para evitar su aparición. En este caso, también es recomendable el uso del aceite de Neem.

Otra opción es optar por variedades purple, como la Dark Rose o la Purplediol, que gracias a sus tonalidades moradas evitan por completo la aparición de orugas.

Ya sabes, si esta cosecha no quieres llevarte sorpresas, vigila y observa con atención tus plantas de marihuana, cualquier hoja podrida, mancha o marca puede ser señal de que tienen inquilinos.