Llámanos ahora: +34 622 27 59 20|info@eliteseeds.com

Cómo secar y curar tus cogollos de marihuana para obtener el mejor resultado

2019-10-02T11:55:43+00:00 octubre 2nd, 2019|Actualidad|0 Comments

Entramos en octubre y miles de cultivadores han cosechado ya sus plantas de marihuana. Durante este mes, la mayoría de variedades de exterior están listas para recolectar o están en la fase final de su floración. Ahora, llega el momento de secar y curar los cogollos.

Pero, ¿sabes cómo realizar el secado y curado perfecto? Existen casi tantas formas de secar y curar cogollos como cultivadores, pero hay ciertas técnicas que ya tienen una eficacia probada. Para secarlos, nosotras recomendamos siempre dejar los cogollos en sus ramas, manicurarlos bien y colgarlos boca abajo en un lugar fresco y oscuro, con una humedad baja y una temperatura fresca. También es muy importante que sea un sitio ventilado, para que el aire pueda renovarse.

Lo ideal es que los cogollos se sequen en unos 12/15 días, pero esto dependerá mucho de la zona en la que residas. Muchos cultivadores tienen problemas para secarlos por el exceso de humedad del entorno. En ciudades costeras puede superar fácilmente el 70%, y esto puede suponer la aparición de hongos en la cosecha, como la Botrytis.

Otras veces sucede lo contrario; Los cogollos se secan en apenas cinco días, pierden toda su humedad y se quedan totalmente secos. Se puede saber cuándo un cogollo está demasiado seco si crujen mucho al palparlos, pesan muy poco y apenas tienen aroma.

secado perfecto marihuana

Si el espacio de secado de tu marihuana es grande, puedes emplear un ventilador para que el aire esté en constante movimiento.

Cómo realizar el secado y curado perfecto de nuestra María

Existen soluciones para que el proceso de secado del cannabis se realice correctamente. Si tienes exceso de humedad en tu casa, puedes probar a utilizar algún producto absorbente de la humedad. Son baratos, funcionan con recambios y suelen bajar la humedad en un 5/10%. Si prefieres un método más casero, puedes meter un cuenco con arroz, también puede ayudar a bajar algo la humedad.

Si el problema persiste o la humedad es muy elevada, deberás plantearte comprar un deshumidificador. Estos aparatos te permiten controlar la humedad del entorno. Eso sí, si te pasas con su uso, secarás demasiado los cogollos y destruirás los terpenos que le dan el aroma y sabor.

Si por el contrario tus cogollos se secan demasiado rápido, deberás colocar algún elemento que aporte humedad al entorno. Puedes dejar algunas de las hojas de la planta al manicurar los cogollos, siempre que estén sanas. Esto les proporcionará mayor humedad y retrasará su secado.

Curado de la marihuana

Una vez tenemos nuestros cogollos lo suficientemente secos (las ramas tienen que crujir al partirlas), es hora de pasar a la fase de curado de la marihuana. El curado consiste en la conservación de los cogollos en recipientes para que sigan mejorando su sabor, aroma y efectos. 

Cada cultivador elige una forma de curar sus cogollos; desde botes de cristal hasta cajas de madera. Nosotras preferimos los botes de cristal, aunque hay que tener cuidado, si se nos rompe con la marihuana dentro, podríamos echarla a perder. Nadie quiere trozos de cristal en sus petas.

Una vez metas los cogollos en los botes, notarás que vuelven a humedecerse. Tendrás que abrir de vez en cuando las tapas y dejar los botes abiertos unos minutos para que se aireen. También conviene mover un poco los cogollos, con delicadeza, para que se ventilen correctamente. Es muy importante realizar este proceso siempre que tengamos marihuana en botes o cajas, ya que sino los cogollos podrían oxidarse, perdiendo sus propiedades. 

Si ves que tu marihuana está demasiado seca y no consigue rehumedecerse en los botes, puedes probar a utilizar algún regulador de la humedad. Nosotras probamos las bolsitas de la marca Boveda y los resultados se notan en apenas 24 horas. También puedes probar a meter alguna hoja verde de marihuana, ¡siempre ayuda!

regulador humedad boveda

Cogollos de Goliat curándose con el regulador humedad Boveda.

Y recuerda, si quieres secar y curar cogollos de manera que queden perfectos, ten paciencia y deja que la naturaleza siga su curso. ¡Las prisas nunca son buenas!

También te puede interesar:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies