La religión ha cambiado mucho a lo largo de la historia. Y  parece que, a lo largo de los años, en vez de avanzar, ha retrocedido. Hace siglos, las iglesias románicas contenían cientos de símbolos fálicos en representación del ser humano y su sexualidad. Y hace milenios, incluso, los seguidores de diversas religiones consumían cannabis para acercarse a los dioses. Es el caso de Israel, donde se han encontrado restos de esta planta en un altar de un antiguo sitio religioso del reino de Judá.

Mientras en Israel se sigue confiscando plantas de marihuana, este descubrimiento despertó el interés de la prensa y las redes sociales. Hay que recordar que el uso medicinal del cannabis sí está permitido en el país, y que Israel es uno de los países punteros en investigación y negocios relacionados con esta planta.

La conexión entre las personas y el cannabis viene de la Edad de Bronce

Un equipo de arqueólogos fueron a excavar al yacimiento de Tel Arad, situado en el desierto de Negev, cerca del Mar Muerto y Cisjordania. Allí fue donde descubrieron restos de incienso y cannabis. Este lugar, zona de peregrinación durante el siglo VIII Antes de Cristo, tenía dos altares que llamaron la atención de los expertos. 

En un artículo publicado en la revista arqueológica de la Universidad de Tel Aviv, los investigadores explican que “El descubrimiento de cannabis en el más pequeño de los altares resultó una sorpresa. Tal Arad permite establecer la prueba del consumo de cannabis en el antiguo Oriente Medio´´. El equipo que realizó este descubrimiento está dirigido por el profesor y especialista Eran Arié, del Museo de Israel, en Jerusalén.

cannabis

Restos quemados encontrados en un altar israelí donde se hallaron componentes del cannabis.

Según comentan, “El uso de sustancias alucinógenas era conocido en muchas otras culturas vecinas. Sin embargo, es la primera prueba conocida de una sustancia alucinógena en el reino de Judá´´. Aun así, advirtieron que necesitan más tiempo para poder analizar esta práctica con el fin de comprender mejor su alcance. “La presencia de cannabis en Tel Arad demuestra el uso de sustancias que alteran las percepciones de la mente en los rituales de culto´´, subrayan. “Parece probable que el cannabis se haya utilizado deliberadamente en Tel Arad como un agente psicoactivo para estimular el éxtasis en ceremonias religiosas´´.

También te puede interesar: