Desarrollo de nuestras semillas de colección.

La investigación médica del cannabis está en pleno auge. A medida que crece la aceptación de sus virtudes medicinales, científicos, técnicos y criadores de todas las partes del mundo tratan de comprender en profundidad cómo funciona esta planta y cómo se pueden desarrollar variedades de marihuana con diferentes contenidos en cannabinoides, terpenos y otras características concretas, que sean determinantes para el consumidor a la hora de elegir aquella variedad que mas se adapte a sus circunstancias.

Algunos aseguran que no hay nada nuevo en el cannabis. La marihuana ya era conocida por la humanidad hace miles de años, donde en muchos territorios sus habitantes ya la utilizaban como planta medicinal y para usos culturales.

Pero fue en los años 70 donde esta planta pasó a la clandestinidad y la investigación médica se detuvo. Todo lo que se había estudiado y avanzado se quedó en nada. Parado. Helado. Congelado. El motivo de esta drástica decisión es que, por ciertos intereses mas allá que el de cuidar de la salud pública, la marihuana fue considerada como un asesino de la juventud, produciéndose unas campañas de desprestigio hacia los valores de la planta, que vistas en la actualidad resultan claramente inciertas y hasta cierto punto, ridículas.

Aunque nosotros no creemos que sea necesario ponerle ningún traje de “Super Planta” a la marihuana para que su uso sea legal, lícito, y no sea condenada al ostracismo del conocimiento, es cierto que, gracias a los múltiples estudios científicos que afirman encontrar efectos beneficiosos a nivel medicinal en el cannabis, la investigación y el interés por conocer sus componentes, propiedades y usos ha resurgido en beneficio de todos, tanto consumidores medicinales como recreativos.

Marihuana

Su olor inconfundible, incapacidad temporal, risas descontroladas, subidón, amnesia, ansias de comer… caracterizan a la marihuana. Pero estos son ya conceptos antiguos que no representan al cannabis del futuro. La Marihuana que viene ya no se encasilla en un solo tipo de efectos, gracias a los contenidos concretos en los diferentes cannabinoides que desarrollamos, es posible consumir cannabis eligiendo cuanto y de qué manera queremos sentir sus efectos.

Muchos pueden pensar que el consumo de marihuana puede ser perjudicial para la salud, pero todo depende de cada persona y del tipo consumo. Para nosotros la marihuana es una cultura, cómo la del vino, en la que es posible hacer un uso racional que siempre parte del conocimiento. También hay que reconocer que, para algunas personas, el cannabis se ha convertido en un “fármaco” contra el dolor.

Para otros un conciliador de sueño o un estimulador del apetito, un salvavidas después de un estrés post traumático, un analgésico, un broncodilatador, antiinflamatorio…

Científicos y expertos están trabajando duro para demostrar lo que dicen sus informes. Sus pruebas, ensayos y resultados. En Élite Seeds no nos hemos quedado atrás, desarrollando diferentes genéticas para que cada consumidor elija lo que él quiera dependiendo de su momento y circunstancia.  El cannabis a la carta.

Semillas de marihuana.

En el mercado existen muchas genéticas. Cada empresa que comercializa semillas de colección lleva a cabo su estrategia de mejora genética vegetal. Tienen en cuenta diversos factores como el crecimiento, sabor, potencia, aspecto, resistencia a las plagas… para obtener tipos de marihuana únicos. A medida que los consumidores van teniendo información sobre los diferentes cannabinoides y sus efectos, las estrategias de mejora cambian y ya no son suficientes los aspectos visibles de la planta, si no también los contenidos. En Élite Seeds hemos sabido adaptarnos a los cambios combinando, para la creación de semillas de colección, tanto la experiencia en los cultivos, cómo los resultados en el laboratorio.

 

 

Contacta con nosotras

Somos un laboratorio multidisciplinar comprometido con la
investigación y descubrimiento de fórmulas cannábicas eficientes

Contacta con nosotras