Tener 15 kilos de marihuana en casa probablemente sea el sueño de muchos. Pero transportarlos debe ser una pesadilla. Un joven de 25 años tuvo la ”fantástica” idea de hacerlo en patinete, y claro, fue cuestión de tiempo que la policía acabara pillándole. Y es que, por muy mala que sea… 15 kilos de hierba tienen que oler que alimenta.

Ha sucedido en Barcelona, donde los Mossos d’Esquadra han detenido a un joven de 25 años cuando se desplazaba en patinete por una de las calles de la ciudad con nada más y nada menos que 15 kilos de marihuana escondidos en una bolsa de basura. Según informaron los agentes, fue el pasado 17 de mayo cuando arrestaron al individuo como autor de un presunto delito contra la salud pública, tráfico de drogas y resistencia y desobediencia hacia los agentes.

Los hechos ocurrieron en torno a las 22:00 horas del pasado domingo, en el marco del dispositivo ORIS de vigilancia y prevención del cumplimiento de la normativa del actual Estado de Alarma. Una patrulla observó a dos hombres que se desplazaban cada uno en un patinete, conduciendo en zigzag y sin iluminación por la calle Cristobal de Moura. Uno de ellos llevaba, además, una bolsa negra de grandes dimensiones en la base de su patinete. 

Al verlos, los Mossos les hicieron señales para que se detuvieran, pero los sospechosos aceleraron y huyeron de la zona. Aun así, los agentes lograron detener al que llevaba la bolsa negra. Al abrirla, descubrieron que en el interior de la misma había una gran cantidad de cogollos de marihuana, cuyo peso ascendió a los 15 kilos.

Desconocemos cómo de grande sería la bolsa, pues cualquier que cultive sabe que el cannabis es una sustancia que abulta bastante y pesa poco, por lo que nos resulta extraño cómo caben 15 kilos de cannabis en una sola bolsa de basura. Lo único que se nos ocurre es que esa hierba estuviera muy húmeda, una práctica habitual entre los traficantes del mercado negro.