En los últimos años la investigación en materiales alternativos, más sostenibles y biodegradables ha puesto el foco en el cáñamo industrial por su inmensa versatilidad.

El cáñamo permite fabricar desde biocombustibles hasta ropa y, como ya hemos comentado en otras ocasiones, gran cantidad de materiales utilizados en nuestra vida diaria se pueden reemplazar por esta planta para obtener alternativas más sostenibles. Hace poco hablábamos de la interesante aplicación del cáñamo en la arquitectura sostenible y hoy es el turno de otro sector fundamental para el hogar: la industria del mueble.

Los muebles de cáñamo natural son una excelente forma de lograr una decoración de interiores más ecológica. Materiales como la madera, el metal o el plástico ya pueden reemplazarse por biocompuestos de cáñamo que ayudan a dar estructura a los muebles, mientras que la fibra de cáñamo es ampliamente utilizada en decoración para la parte textil.

Las ventajas de la fibra de cáñamo son notables: su cultivo requiere hasta un 50% menos de agua que el algodón y permite producir más del doble de fibra en la misma superficie.

Si bien un mueble de cáñamo natural puede tener un precio un poco más elevado, vale la pena la inversión. Una de las grandes ventajas del cáñamo en la industria del mueble es que sus fibras son fuertes y duraderas, por lo que resiste muy bien el paso del tiempo.

Esta es una característica muy valorada por los consumidores que, cada vez más, buscan muebles duraderos y ecológicos. Los consumidores conscientes actuales se esfuerzan por tomar decisiones de compra que se adapten a un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente.

Además, el tejido de cáñamo utilizado en una silla o sofá es fácil de limpiar y sus fibras se vuelven más suaves a medida que envejecen, pero no se desgastan. Por todo ello, los muebles realizados con cáñamo natural suelen ser sinónimo de alta calidad.

El cáñamo no sólo es sostenible, puede ser utilizado en cualquier tipo de diseño y su versatilidad permite disfrutarlo en una amplia gama de productos.

Ikea ya apuesta por el cáñamo para un mobiliario más sostenible.

Los muebles de cáñamo son la última tendencia en diseño de muebles innovadores y sostenibles, por lo que Ikea no podía permanecer ajeno a su existencia. 

La actitud en torno al cáñamo industrial por fin está cambiando y el gigante sueco del mobiliario ya se ha lanzado a la fabricación de productos y muebles realizados con cáñamo. La empresa ha detectado un especial aumento de la demanda de muebles elaborados con cáñamo por parte de la generación millennial, muy concienciados acerca de la ecología y el cuidado del planeta.

Si bien la empresa tiene su origen en Suecia, su sede mundial se encuentra en Holanda, donde el cultivo de cáñamo industrial es legal bajo autorización gubernamental. La industria del cáñamo está viviendo un momento de esplendor en todo el mundo, especialmente a medida que se popularizan sus propiedades sostenibles y la tecnología ha permitido que se realicen más investigaciones sobre esta planta y sus múltiples aplicaciones.

Ikea espera que sus muebles realizados con cáñamo tengan un gran éxito no solo en Europa, sino también en Estados Unidos, donde la legalización del cannabis en diferentes estados ha logrado que la planta se encuentre en boca de todos.

Los millennials han demostrado tener ideas audaces que desafían las convenciones sociales y definitivamente van en la dirección correcta. Es solo cuestión de tiempo que numerosas empresas del sector del mueble se sumen al gigante sueco con gamas de muebles hechos con cáñamo.