Durante este mes de septiembre, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votará por una ley para legalizar el cannabis a nivel federal. 

En estos momentos, la marihuana de uso medicinal es legal en 33 estados, mientras que el cannabis de uso recreativo ya está permitido en 11 estados, así como en el distrito de Columbia.

La propuesta de ley que se debatirá durante este mes se conoce como MORE (Marijuana Opportunity Reinvestment and Expungement Act of 2019). En caso de aprobarse, la marihuana dejaría de formar parte de la clasificación I de sustancias controladas, que incluye drogas consideradas peligrosas como la heroína o el LSD. Esto supondría eliminar las condenas y arrestos por posesión, cultivo o consumo de marihuana. Además, se aprobaría la asignación de recursos para las comunidades afectadas por la guerra contra las drogas, según el texto del proyecto de ley.

Todo ello supondría una gran apertura de oportunidades para las empresas del sector cannábico, especialmente en la importación y exportación entre estados, las cuestiones financieras y administrativas…

Una votación histórica para la legalización de la marihuana

¿Podríamos ver la legalización de la marihuana en Estados Unidos antes de que finalice la legislatura de Trump? Sería posible, aunque es complicado. Si el proyecto de ley es aprobado por la Cámara pasaría al Senado, donde contaría con el apoyo del partido Demócrata, pero no con el del partido Republicano, que posee la mayoría.

Aún así, la Alianza Global para el Comercio de Cannabis emitió un comunicado declarando que “una votación sobre el proyecto de ley sería el mayor logro de la reforma federal del cannabis en más de 80 años”.Sea cual sea el resultado, septiembre puede ser un mes histórico para la legislación del cannabis. El debate sobre la legalización se ha puesto sobre la mesa y son muchas las voces que lo apoyan, como veíamos hace poco en el grupo Maroon 5. Poco a poco, otros países van sumándose a este debate, avanzando hacia una regulación más justa.