Llámanos ahora: +34 622 27 59 20|info@eliteseeds.com

Ganja Yoga; cómo aprovechar el efecto relajante del cannabis para meditar

2019-11-13T12:28:37+00:00 noviembre 13th, 2019|Cultura y Comunidad cannábica|0 Comments

Si hay dos cosas que están teniendo éxito a nivel mundial, éstas son yoga y cannabis. La primera, una disciplina ancestral que promete equilibrio y armonía entre cuerpo y alma. La segunda una planta, también ancestral, que ha sido utilizada durante siglos con el mismo objetivo: la meditación. El yoga y el cannabis están irremediablemente unidos por su relación con la espiritualidad, e históricamente han ido de la mano en ritos y ceremonias. Por eso, el legendario Ganja Yoga no ha tardado en resurgir entre la moderna y cosmopolita sociedad del siglo XXI.

Imagina estar en una clase de yoga con música relajante, haciendo el saludo al sol mientras fumas marihuana. El Ganja Yoga, una técnica que ya se ha implantado con mucho éxito en Canada y Estados Unidos, combina estiramientos con dosis de THC y CBD. 

Tras la legalización de la marihuana en algunas zonas de Norteamérica, han surgido multitud de nuevos negocios que hasta ahora nunca habíamos visto. Uno de los más exitosos es el Ganja Yoga. Según cuenta Cynthia Pétrin, instructora en Quebec, al diario El País, “Es una locura la cantidad de gente que toma pastillas por estrés o ansiedad. El cannabis y el yoga te permiten una mejor conexión contigo mismo, ayudan a relajarte. Van muy bien de la mano´´.

Por el momento, tan solo hay 30 instructores en todo el mundo con el certificado para realizar clases de Ganja Yoga, casi todos en Estados Unidos y Canadá. Su creadora, Dee Dussault, comenzó a difundirlo en 2009 en San Francisco. Todo comenzó cuando puso en práctica una técnica que ya aparecía en los textos indios desde hace siglos; Consumir cannabis en combinación con diferentes posturas. Dussault empezó rápidamente a ganar fama en California, y en 2018 comenzó a formar a los primeros instructores.

Libro Ganja Yoga; de la teoría a la práctica

En 2017, Dee Dussault publicó el libro Ganja Yoga: A Practical Guide to Conscious RelaxationSoothing Pain Relief, and Enlightened Self-Discovery. (Una guía práctica para la relajación consciente, el alivio del dolor calmante y el autodescubrimiento iluminado).

En su libro, Dussault explica los beneficios, pero también sus inconvenientes. Subraya que para que el Ganja Yoga sea efectivo, es necesario que las personas que lo practiquen aprendan “a conectar con La Planta y aprovechar su potencial curativo´´. Al principio, cuando se consume marihuana antes de comenzar con las posturas, se puede sentir torpeza, problemas de equilibrio o algún mareo. Por eso, las dosis y la tolerancia de los practicantes al THC son muy importantes. 

ganja yoga

El libro incluye, además de trucos y consejos, explicaciones prácticas de las posturas.

Así son las clases de yoga con cannabis

Cynthia Pétrin, la instructora de Canadá, imparte las clases a un público muy diverso: “En promedio, son treintañeros, pero llega también gente más joven y personas de la tercera edad´´. Pétrin indica que la legalización ha hecho que esta práctica sume cada día más adeptos. “Al principio tenía tres o cuatro alumnos por sesión. Ahora son unos 12. Los cambios en la ley han ayudado. No dejo de recibir mensajes pidiéndome información. Hay mucho interés´´, explica.

La clase de Ganja Yoga, o lo que es lo mismo, yoga con cannabis, dura unas dos horas. Durante la primera media, los participantes conversan. Normalmente lo hacen sobre sus hábitos de consumo de cannabis y prácticas relacionadas: cultivo, variedades favoritas, recetas… En ese tiempo, es cuando se consume el cannabis previo a la clase. Siempre es al aire libre, ya que las leyes canadienses no permiten hacerlo en la sala de prácticas. 

Como la venta también está prohibida fuera de los establecimientos autorizados, cada alumno se trae su propia marihuana. Varios optan por el clásico porro, otros por la pipa y algunos lo emplean mediante aceite. Según explica Pétrin, las propiedades del CBD contra el dolor lo hacen especialmente apropiado para realizar esta práctica, pero que muchos optan por combinarlo con THC. “Eso depende de la experiencia de cada consumidor, al igual que la dosis. Sin embargo, el Ganja Yoga sugiere dosis pequeñas´´. También desaconseja tomar comestibles cannábicos, ya que su efecto tarda mucho más en sentirse.

Después de la primera fase, Pétrin y su grupo realizan diferentes posturas de yoga y meditación durante una hora. “Es una práctica más lenta, con menos posturas atléticas, no está enfocada en el desempeño. El objetivo es relajarse, reducir el estrés del día, hacer una pausa en nuestra forma de vida tan acelerada´´. Después, descansan y conversan otra media hora, para dejar que los efectos psicoactivos desaparezcan del todo.

Nunca ha tenido ningún problema en sus clases, y los instructores de otros tipos de yoga nunca han criticado al Ganja Yoga. “A veces me hacen preguntas, pero motivadas por la curiosidad. El consumo de cannabis en Canadá no es un tema nuevo. Con la legalización, se aborda de forma más abierta´´, añade.

La inclusión del cannabis en prácticas como el yoga ratifica de nuevo la cultura que hay detrás de esta planta. A pesar de que muchos se empeñen en criticar sus inconvenientes, lo cierto es que sus beneficios superan con creces a sus posibles problemas secundarios. Desde Élite Seeds creemos que es muy importante que las personas vean que el cannabis puede ayudarles en su día a día, y evitar el consumo de medicamentos mucho más agresivos.

También te puede interesar:

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies