Llámanos ahora: +34 622 27 59 20|info@eliteseeds.com

La OMS reclamará a la ONU que reclasifique el cannabis en su lista de sustancias prohibidas

2018-08-23T11:09:05+00:00 agosto 23rd, 2018|Actualidad|0 Comments

El proceso de desestigmatización del cannabis ha comenzado. La legalización de la marihuana con fines recreativos en países como Colombia, Uruguay, Canadá y diversos estados de Estados Unidos ha surtido efecto en las mentes de los ciudadanos. Quienes antes veían a esta planta como una droga igual de dura que la heroína o la cocaína comienzan a darse cuenta de que no son sustancias comparables. Así lo entiende al menos la Organización Mundial de la Salud (OMS), que está preparándose para emitir una recomendación a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que se plantee reclasificar el cannabis en la lista de sustancias prohibidas.

Las conclusiones del último Comité de Expertos sobre Dependencias a las Drogas han sido claras; en su último encuentro, celebrado el pasado mes de junio y dedicado al estudio de esta planta, ha dejado clara su intención de emitir una recomendación a la ONU para que reclasifiquen el cannabis en su famosa lista de sustancias prohibidas. Tras haber realizado estudios e informes sobre los beneficios medicinales del cannabis, los expertos han explicado que el CBD, no debería ser fiscalizado en la lista de sustancias prohibidas de las convenciones de control de drogas.

También informaron de que procederán a realizar una revisión crítica de la ‘literatura científica’ sobre la planta de marihuana, el cáñamo y su resina, así como otros componentes de la planta, según informaron desde ICEERS (International Center for Ethnobotanical education research and Service). Tras la convención sobre drogas realizada en 1961, el cannabis está ubicado en las listas I y IV, donde están clasificadas las drogas más peligrosas, como la heroína o la cocaína. Además, a las drogas ubicadas en esta lista se les reconoce nulo valor médico. En el caso de la marihuana, se clasificó en dichos apartados aunque no había ningún estudio de la OMS que confirmase ese escaso valor para la medicina, un requisito que establecen los propios tratados.

Durante la última década, cerca de veinte países han regulado el acceso al cannabis medicinal y sus derivados, tras demostrarse buenos resultados en diversos tratamientos. Entre otras, el cannabis ha demostrado eficacia contra la epilepsia refractaria, la esclerosis múltiple y los efectos provocados por la quimioterapia. Sus múltiples beneficios tanto en el tratamiento de enfermedades crónicas como en el de dolencias comunes la han colocado como una de las medicinas del siglo XXI.

En realidad, las propiedades medicinales del cannabis no son un descubrimiento nuevo. Nuestros ancestros ya lo utilizaban como remedio hace miles de años. En varias culturas antiguas podemos encontrar claras referencias a esta planta, que en algunos casos llegaban a considerar divina. No hace tanto, unos 150 años atrás, se comenzaron a hacer los primeros ensayos clínicos con esta planta, una especie muy utilizada en países orientales como la India, pero desconocida para el mundo occidental.

Tras demostrar su eficacia en numerosos tratamientos, las farmacias de las grandes ciudades comenzaron a venderla como remedio, pero a principios del siglo XX, el cannabis comenzó a dejar de utilizarse debido a que los efectos eran inestables. Todavía faltaban algunos años para que se descubriera el THC, el ‘ingrediente activo’ que contiene la psicoactividad. Resulta irónico que fuera Estados Unidos quien liderara la lucha contra las drogas. Ellos fueron pioneros en la prohibición de la marihuana al ilegalizar su venta en 1937. En el 42, se retiró de la enciclopedia farmacológica y en los años 50 se comenzó a multar a los usuarios por posesión. Ahora, vuelven a ser pioneros, esta vez en despenalizar su uso medicinal y recreativo en numerosos estados del país.

Otros países siguieron su ejemplo y el cannabis pasó de ser una medicina popular a una droga. Con la aparición de las primeras drogas sintéticas, la marihuana comenzó a compartir espacio con todas esas sustancias de moda que ahora son consideradas altamente peligrosas y adictivas. Resulta extraño intentar comprender como el cannabis dejó de golpe de tener valor terapéutico, a pesar de que ya se habían demostrado evidencias científicas. Primero fue la prohibición y la eliminación de la enciclopedia de farmacia, y después pasó a ser considerada una droga ‘inútil’.

Desde Élite Seeds creemos que, por supuesto, la manera en la que la gente se medicaba antes con cannabis no era la correcta, debido a que todavía carecían de medios suficientes como para explorar esta planta y sus componentes y extraer su valor medicinal. Pero, con los recursos que posee la sociedad actualmente, resulta incomprensible que todavía se sigan teniendo en cuenta leyes con 80 años de antigüedad, cuando ni si quiera se había descubierto el THC, y mucho menos el CBD.

 

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies