Cada vez son más marcas y consumidores los que apuestan por la ropa interior de cáñamo y no nos sorprende. Como hemos hablado en otras ocasiones, el cáñamo ha venido para quedarse en la industria textil, especialmente ahora que se apuesta cada vez más por la moda sostenible.

La industria de la moda se ha nutrido de tejidos sintéticos durante mucho tiempo debido a su bajo coste, pero ¿alguna vez te has sentido aliviado/a al quitarte la ropa interior después de un día caluroso? Eso es porque los tejidos sintéticos atrapan el calor, la humedad y son tratados con químicos que los hacen poco recomendables para estar tan cerca de nuestras partes íntimas, por no hablar de que son difícilmente reciclables.

Como ya sabemos, el cáñamo, o más propiamente la planta Cannabis Sativa L., es una planta milenaria que se ha cultivado durante siglos gracias a su extrema versatilidad. Por fin, en busca de una industria más sostenible, está regresando al mundo de la moda.

¿Es mejor la ropa interior de cáñamo o de algodón?

A día de hoy el algodón es el rey de la ropa interior, pero si hay una alternativa mejor esa es, sin duda, el cáñamo: muchísimo más resistente y sostenible. El cáñamo consume 4 veces menos agua que el algodón. Además, al absorber más agua, retiene mejor el tinte evitando que los colores destiñan rápidamente al contacto con los fluidos corporales y los lavados.

Generalmente, la ropa interior de cáñamo está hecha con tela 100% de cáñamo o, en otras ocasiones, con una mezcla de cáñamo y algodón orgánico. En cualquier caso, los tejidos de cáñamo fabricados en la actualidad son tan suaves como el algodón, pero más beneficiosos para el planeta.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de WAMA Underwear (@wamaunderwear)

¿Por qué utilizar ropa interior de cáñamo?

La fibra de cáñamo es más sostenible

La actual tendencia del “fast-fashion” se traduce en comprar y tirar ropa constantemente, lo que aumenta la huella de carbono. Si los consumidores siguen apostando cada vez más por la ropa interior de cáñamo se aumentaría la plantación de esta planta, lo que ayudaría al proceso de absorción de CO2 de la atmósfera a un ritmo más rápido que la mayoría de cultivos actuales para fabricar tejidos. Estos cultivos consumen una enorme cantidad de agua que podría reducirse hasta un 75% menos si se utilizara la fibra de cáñamo.

Por otra parte, el cáñamo es capaz de crecer en casi cualquier suelo, con la enorme ventaja de devolver nutrientes vitales al suelo. El cultivo de algodón, entre otros, agota totalmente los nutrientes del suelo.

En cambio, el cáñamo se puede cultivar consecutivamente durante más de una década y sin necesidad de pesticidas o fertilizantes químicos, pues es una planta increíblemente resistente a las plagas. Además, el cáñamo requiere menos extensión de tierra para crecer.

El cáñamo es antimicerobiano y duradero

La tela de cáñamo es naturalmente antimicrobiana, lo que previene que la ropa interior de cáñamo desarrolle bacterias que causan olores y se mantenga limpia por más tiempo.

Además, no hace falta utilizar nada sintético para hacerlo adecuado para las partes íntimas, se trata de un tejido seguro para estar en contacto con nuestro cuerpo por sí solo.

Debido a sus propiedades antimicrobianas, el cáñamo es mucho más resistente y duradero que la mayoría de fibras textiles naturales, ayudando a alargar el tiempo de vida útil de las prendas de ropa interior y evitando que se deformen y se destiñan.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de WAMA Underwear (@wamaunderwear)

La ropa interior de cáñamo es altamente transpirable

El cáñamo es termodinámico, lo que significa que ayuda a mantener la temperatura estable, tanto si afuera hace frío como si hace calor. Esto supone una gran ventaja, especialmente, para la ropa interior deportiva.

Además, el cáñamo es muy transpirable y puede absorber más sudor que otros tejidos sin dejar de sentirse seco al tacto, lo que ayuda a mantenerte fresco y cómodo incluso en los días más calurosos. La ropa interior de cáñamo tiene propiedades naturales que absorben la humedad y ayudan a que se evapore más fácilmente.

En cambio, la mezcla de algodón y poliéster, extremadamente común en la ropa interior, atrapa la humedad aumentando la probabilidad de infecciones por hongos.

La tela de cáñamo es cada vez más suave

La ropa interior fabricada con tela de cáñamo es increíblemente cómoda. Como ya hemos comentado, las telas de cáñamo modernas son comparables al algodón en sus niveles de suavidad y comodidad, pero lo más increíble es que lo son más y más cada vez que las lavas.

Con cada lavado, el cáñamo revela nuevas fibras, volviéndose cada vez más suave y cómodo. Pocos tejidos mejoran con el tiempo: dile adiós a la cultura del “fast-fashion” y dale la bienvenida a las prendas de cáñamo para un cajón de la ropa interior más sostenible.

La fibra de cáñamo es natural y muy resistente

La ropa de fibra natural de cáñamo se crea a partir de las fibras naturales de las plantas, por lo que la ropa interior de cáñamo es biodegradable

La fibra de cáñamo es la fibra natural más fuerte -hasta 5 veces más fuerte que el algodón-, por lo que las telas hechas con este material son muy resistentes a la abrasión. La ropa puede ser difícil de cuidar bien, pero no es necesario que le des a la tela de cáñamo ningún trato especial para que dure años: la ropa interior de cáñamo no perderá su forma ni color tan fácilmente después de los lavados.

¡Apuesta por la ropa interior de cáñamo! Por ti y por el planeta 🙂