La mujer alertó a los Mossos d’Esquadra tras recibir en su casa un inesperado paquete que contenía varios kilos de cogollos de marihuana.

Una señora, vecina de la localidad catalana de Mataró, se llevó una sorpresa que a más de uno le habría gustado recibir. Cuando llegó un inesperado paquete a su casa que no había solicitado, se dispuso a abrirlo y se encontró nada menos que 10 kilos de marihuana. Perpleja ante el ‘regalito’ que había recibido, decidió avisar a los Mossos d’Esquadra.

Así fue como los cuerpos de seguridad comenzaron a tirar del hilo hasta dar con un narcotraficante que hacía envíos de marihuana a Alemania de forma regular y, en esta ocasión, se equivocó escribiendo la dirección.

El detenido, un joven de 24 años de Palafrugell, realizaba los envíos en establecimientos que colaboraban con una empresa de mensajería catalana. Gracias al paquete de marihuana recibido por error, los Mossos establecieron un dispositivo de vigilancia y pillaron al sospechoso in fraganti mientras entraba en uno de estos puntos de recogida para enviar un nuevo paquete.

Según se descubrió en esta investigación, el joven había enviado ya 70 kilos de marihuana a Alemania, divididos en cinco envíos distintos. Previa autorización judicial, se procedió a abrir también el envío que iba a realizar en el momento de la detención, descubriendo así que contenía once paquetes más llenos de cogollos de marihuana. Todo apunta a que la finalidad era distribuirlos ilegalmente en su destino.

Finalmente, el detenido fue puesto en libertad con cargos tras pasar a disposición del juzgado de instrucción.