Todo sonaba muy bonito cuando en 2019, apenas unas semanas antes de que comenzara la XVI edición de Spannabis, sus organizadores anunciaron que High Times había comprado la feria. Internet en seguida se llenó de noticias sobre que la revista cannábica había llegado a un acuerdo para adquirirla por 7 millones de dólares. 

Incluso Damian Marley, uno de los principales inversores del fondo propietario de High Times, se paseó por Spannabis para conocer mejor este evento y apoyar ese ‘rumor’ de que los propietarios de High Times habían adquirido la feria tras un acuerdo millonario. 

Pero la alegría duró bien poco. Los meses pasaban y el acuerdo no se cerraba, por lo que poco a poco se difuminó esa idea de que Spannabis había sido vendida. Muchos asistentes pensaban que con este cambio la feria crecería exponencialmente, abriría puertas a otros mercados y acercaría a profesionales de todo el mundo. Todo esto se quedó en el imaginario colectivo, ya que nada hace pensar que Spannabis vaya a renovarse respecto a anteriores ediciones.

La semana pasada, Spannabis anunció que iba a emprender acciones legales contra High Times después que éstos publicaran en su web que iban a celebrar la High Times Cup en la feria. Incluso llegaron a afirmar que entregarían los premios de la competición en el escenario principal de la misma. Esta información la han desmentido tajantemente desde la organización de la feria. 

En un comunicado publicado en Cannabis Magazine, Spannabis se desvincula de cualquier relación con High Times. También niega que se vaya a celebrar dicha copa en sus instalaciones. “Además de llevarse a cabo un uso ilegal de nuestra marca, se afirma que los ganadores de esta competición serán anunciados en el escenario principal de Spannabis´´, subrayan.

Una compra que nunca llegó a realizarse 

Diversas fuentes apuntan a que la compra de Feria del Cáñamo SL nunca llegó a realizarse. De hecho, no es la primera vez que una empresa norteamericana anuncia acuerdos millonarios que no llegan a producirse. Según denunció el OECCC, algunas grandes empresas cannábicas aprovechan el tirón de estos anuncios para inflar el valor de las acciones en bolsa.

Según afirman en su informe sobre licencias de la AEMPS, “En abril del 2019, Cafina se vendió a  Canopy Growth Corporation. Aunque Cafina solo tiene un invernadero de 150 m2, el día que anunciaron la compra, el valor de Canopy se elevó un 2% en bolsa. Diversas fuentes han relatado al OECCC que tras la adquisición echaron a todo el personal, quedando solo en la empresa el CEO sin ningún trabajo asignado´´.

¿Tendría High Times la misma intención cuando anunció que iba a comprar la feria más importante de Europa? Lo que sí que sabemos es que, según ha explicado el vicepresidente de contenido de High Times, Jon Cappetta, al International Highlife, la declaración de Feria del Cáñamo SL es “inexacta”, y ha agregado que no puede hacer más comentarios debido a que existe una demanda pendiente.