El THCV promete ser el próximo cannabinoide “de moda” y no, no te dejes engañar por la similitud de sus nombres: no es lo mismo que el THC. Hasta el día de hoy se conocen más de 100 cannabinoides y todavía queda mucho por explorar acerca de esta planta milenaria.

La tetrahidrocannabivarina (THCV) es un cannabinoide extraído de la planta del cannabis, como el CBD, que se descubrió en los años 70. Aunque aún no es tan conocido por el público, más de una década de estudios respaldan sus múltiples beneficios.

¿Qué diferencias hay entre el THCV y el THC?

El THCV es uno de los cannabinoides menores que se encuentran en el cannabis y el cáñamo. Se considera menor porque, generalmente, se encuentra en menor proporción que el THC y el CBD.

Los cannabinoides funcionan al interactuar con varios receptores en todo el cuerpo. Los receptores CB1 y CB2 forman lo que se conoce como el sistema endocanabinoide (ECS), que regula diferentes funciones dentro del cuerpo, como ya estuvimos hablando en nuestro post sobre cannabis y endometriosis.

El THC interactúa con el receptor CB1, mientras que el THCV bloquea ese receptor. Esto significa que el THCV bloquea el THC, disminuyendo los antojos que se suelen producir al fumar marihuana.

El THCV es un análogo del THC, pero sus efectos son muy diferentes, ya que el THCV solo es psicoactivo en dosis muy altas, similar al CBN. En dosis altas en cepas potentes, sus efectos son estimulantes y favorecen la claridad mental, pero este efecto se disipa rápidamente.

¿Puede ayudar el THCV con la pérdida de peso?

A lo largo de la última década, se ha estudiado largo y tendido sobre los posibles usos del THCV en la pérdida de peso

El THCV no sólo no estimula el apetito sino que lo suprime. Además, las investigaciones también apuntan a que el THCV elimina la sensación placentera que ocurre después de comer algo delicioso. Por lo tanto, puede ser un gran aliado para las personas que se encuentran en un proceso de pérdida de peso.

Muchos estudios sugieren que puede reducir el apetito al inhibir la acción de los receptores CB1, mientras que otros se centran en el hecho de que mejora la conectividad en las áreas del cerebro que generalmente están alteradas en personas con obesidad. En ambos casos, parece claro que el THCV presenta un potencial enorme en la lucha contra la obesidad.

Otros estudios se han centrado también en la capacidad del THCV para regular los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2, precisamente una de las enfermedades más comúnmente asociadas a la obesidad.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el THCV solo presenta estos resultados en la pérdida de peso cuando se consume en dosis bajas (por debajo de los 7,5mg).

En Élite Seeds queremos ser pioneros en España en el desarrollo de variedades de cannabis ricas en THCV. Por eso, hemos desarrollado Novarine, una genética 7:7 (THCV / THC) que estará disponible dentro de muy poco.

¡Sé el primero en descubrirla!